Download 20.000 Leguas de Viaje Submarino by Julio Verne, Edouard Riou PDF

By Julio Verne, Edouard Riou

Scientist Pierre Aronnax and his trusty servant set sail to seek a sea monster. With support from the worlds maximum harpooner, the boys become aware of that the creature is mostly a high-tech submarine with a mysterious chief, Captain Nemo.

Show description

Read or Download 20.000 Leguas de Viaje Submarino PDF

Similar literatura y ficcion books

La república mundial de las letras

El país de l. a. literatura no es l. a. isla encantada de las formas puras, sino un ámbito en continua transformación. los angeles historia de l. a. literatura common que se propone aquí es l. a. de los revolucionarios que consiguieron subvertir los angeles supuesta ley literaria. l. a. renovada lectura, bajo este prisma, de l. a. obra de autores como Kafka, Joyce, Faulkner, Beckett, Ibsen, Cioran, Michaux y Juan Benet, entre otros, proporciona un arsenal crítico para todos aquellos que se rebelan contra las evidencias y l. a. arrogancia de los guardianes de los angeles ley literaria.

Additional resources for 20.000 Leguas de Viaje Submarino

Sample text

Con hondo estupor de su parte, el arponero no había conseguido al parecer que lo entendieran más que lo que a mí me habían, entendido. Nuestros interlocutores ni pestañearon. com Julio Verne donde los libros son gratis tendían la lengua de Arago ni la de Faraday. Me sentí muy confuso después de haber agotado en vano nuestros recursos filológicos y no sabía ya qué resolver, cuando Consejo me dijo: -Si el señor me autoriza, contaré el asunto en alemán. -¿Cómo? ¿Sabes tú el alemán? -Como un flamenco, si al señor no le disgusta.

Qué vista la suya! ¡Cómo agrandaba los objetos empequeñecidos por la lejanía! ¡Cómo lo calaba a uno hasta el alma! ¡Cómo perforaba esas capas líquidas, tan opacas para nuestros ojos, y como leía en lo más profundo de los mares! Ambos desconocidos, cubiertos con unas boinas de piel de nutria marina y calzados con botas de mar hechas de piel de foca, llevaban ropas de una tela especial, que sentaban bien sin molestar la perfecta libertad de los movimientos. El más alto de los dos -evidentemente el jefe de a bordo- nos examinó con suma atención y no pronunció una palabra.

Qué agente mecánico les permitía desplazarse con tan prodigiosa rapidez? Nació el día. Las brumas matutinas nos envolvían, aunque no tardaron en disiparse. Disponíame yo a examinar atentamente el casco que formaba en la parte superior algo así como una plataforma horizontal, cuando noté que se hundía poco a poco. ¡Eh! , exclamó Ned Land golpeando con el pie la chapa sonora. ¡Abran de una vez, navegantes poco hospitalarios! 000 leguas de viaje submarino donde los libros son gratis Pero era difícil hacerse oír en medio de las ensordecedoras revoluciones de la hélice.

Download PDF sample

Rated 4.44 of 5 – based on 39 votes